FAMILIA DE PRODUCTOS A BASE DE SPIRULINA

La familia de productos nutracéuticos que presentamos, tiene el común denominador de contener Spirulina en todos ellos, pero...

¿Qué es la Spirulina?

La Spirulina es una micro-alga azul-verde que constituye una de las primeras manifestaciones de vida en el planeta. Su antigüedad puede calcularse entre los 3.100 y 3.500 millones de años, de modo que se ubica en la base absoluta de las cadenas alimentarias que se construyeron a partir de ella. Tiene forma de filamentos espiralados microscópicos -como un tirabuzón- aunque son apreciables, además, formaciones rectas.

En estado seco -es decir, tal como se la consume- contiene entre el 60-70 % de proteínas (es el alimento de mayor contenido proteico conocido) distribuidas de acuerdo a un perfil cuali y cuantitativo excepcional y compuestas por aminoácidos esenciales y no esenciales. Posee, además, notables cantidades de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6 y B12) en el registro más alto que se da en la naturaleza. Su contenido de betacaroteno (pro-vitamina A), de la forma predominantemente cis, tiene un tenor de 30 a 40 veces superior a la zanahoria. La diferencia mayor con los betacarotenos sintéticos, de forma básicamente trans, es su bioactividad, que resulta sustantivamente inferior. También la Spirulina contiene otras vitaminas, especialmente la D, E, inositol, ácido fólico, biotina y ácido pantoténico.

Su contenido mineral es notable, destacándose los tenores de Calcio, Magnesio, Fósforo, Potasio, Sodio, Zinc, Cobre, Manganeso, Cromo, Germanio y Selenio, aunque es relevante su concentración y biodisponibilidad de Hierro.

La Spirulina tiene una muy importante presencia de ácidos poliinsaturados linoleico y gamma-linolénico, precursores de algunas de las prostaglandinas (PGE 1, PGE2 y PGE3), hormonas encargadas del control de funciones primordiales del organismo como: la regulación de la presión arterial, la síntesis del colesterol y la división celular.

También contiene tres pigmentos sumamente importantes: la Fiocianina, de color azul; la Clorofila, de color verde; y los carotenoides, de color rojo-naranja. La Ficocianina estimula enormemente la actividad linfocitaria, participando, a través de enfatizar el sistema inmunitario, en la prevención de lesiones malignas, como el cáncer, inhibiendo su crecimiento o recurrencia. También se reporta su positivo efecto sobre la inhibición de la replicación del HIV-1. Son conocidas, también, las cualidades de la Clorofila como antiséptico y desintoxicante, además de obrar sinérgicamente en la captación y asimilación del Hierro. Dentro de los pigmentos carotenoides se destaca el Betacaroteno, de cuya función ya hemos hablado anteriormente.

Al carecer de membranas celulares celulósicas -están constituidas por mucopolisacáridos- su digestibilidad es muy alta, alcanzando registros entre el 88 y 92 %, hecho que colabora a incrementar la biodisponibilidad inmediata de sus componentes básicos.

¿Cómo se obtiene la Spirulina?

Se cultivan en estanques abiertos, expuestos a la radiación solar plena, en medios salinos de dosificación controlada. El cultivo es removido permanentemente mediante la acción de molinos de aspas, de forma de incorporar anhídrido carbónico al medio y coadyuvar a la eliminación del oxígeno producido por la reacción fotosintética.

Cuando la biomasa alcanza su nivel óptimo, se cosecha por filtración. Las algas recién cosechadas, que tienen la consistencia de un yoghurt y de color verde intenso, se secan en secadores especiales de baja temperatura y atmósfera controlada, enriquecida con anhídrido carbónico para preservar de la oxidación sus componentes más inestables, en especial el betacaroteno.

El polvo puro de algas obtenido se envasa directamente, sin experimentar ningún proceso ulterior. No se le adicionan colorantes, ni conservantes ni odorizantes naturales o sintéticos.

¿Qué son los nutracéuticos a base de Spirulina?

Los nutracéuticos son productos naturales que tienen la doble función de nutrir y aportar determinados compuestos que tienen una acción farmacéutica específica. Así, por ejemplo, el aceite de oliva extra virgen aporta no solamente sus principios nutritivos, sino que es una fuente de grasas insaturadas y poliinsaturadas (omega-3 y omega-6), precursoras de algunas de las prostaglandinas más importantes, y cuya función -entre otras- es el restablecimiento del equilibrio entre las grasas saturadas y las insaturadas y poliinsaturadas. La ruptura de dicho equilibrio conduce a la formación de inflamaciones y a las temibles placas arteriales, obstrucciones desencadenantes de gran parte de los accidentes cardiovasculares. De esta forma, el aceite de oliva trasciende su acción básicamente nutriente, para aportar determinadas propiedades específicas de acción sobre algunas patologías como las mencionadas.

En virtud de las excepcionales calidades nutritivas de la Spirulina, se han formulado un conjunto de nutracéuticos -única línea del mundo- que abarcan gran parte de las patologías que aquejan al hombre de hoy, de forma de colaborar en su prevención y tratamiento. Para ello, la Spirulina es el vehículo de ciertas sustancias naturales, muchas de ellas de reconocida acción fitoterapéutica, o bien se le ha adicionado algunas sales organo-metálicas para elevar la concentración de ciertos metales, como el Calcio, el Magnesio, el Cobre, el Potasio, etc. a fin de enfatizar su acción preventiva. La suma de la Spirulina, más los aditivos fitoterápicos, organo-metálicos y otros componentes, dosificados especialmente, conforman los diferentes nutracéuticos que orgullosamente exhibe nuestra empresa.

¿Cuál es el nivel de calidad de estos nutracéuticos?

Por compromiso con la naturaleza y calidad que se busca en cada uno de los productos, éstos se producen de acuerdo a severas normas internacionales, como las que se aplican a la producción de medicamentos, aunque se trata de complementos dietarios.

Así, la Spirulina que forma parte de cada uno de los nutracéuticos tiene la calificación de las normas ISO 9002, así como los Certificados de Cultivo Orgánico y Kosher. También es producida bajo la vigilancia de la F.D.A. (Food and Drugs Administration), hecho que la ubica dentro de los productos de más alto standard cualitativo del mundo.

Todos los productos son monitoreados permanentemente por el Instituto del Alimento de Rosario, contando con las aprobaciones respectivas del Instituto de Bromatología y Química de la provincia de Santa Fe. Las materias primas empleadas son de calidad Farmacopea Argentina (grado purisimus), siendo controladas y aprobadas por el IASCAV (Instituto Argentino de Sanidad y Calidad Vegetal), así como por laboratorios propios y privados.

El envase esta sólidamente incluido en el cuidado y preservación ambiental. El frasco es de vidrio satinado, que es reciclable y posibilita, por su impermeabilidad y opacidad, la conservación de los componentes fotosensibles (pigmentos) y los oxidables (especialmente, el betacaroteno). Su tapón es de madera lustrada con lacas epóxidas sanitarias (biodegradable), el cual colabora en la conservación del contenido. Las cápsulas de gelatina dura están contenidas en una bolsita de polipropileno estéril termosellado (reciclable) y alojadas en el interior del frasco.

El tapón de madera se asegura con un precinto plástico adhesivo (reciclable) inviolable, cuyos dos extremos que se prolongan debajo de la etiqueta pegada frontal, de forma que no puede ser removido sin dañarla. También se presenta con una pequeña etiqueta de garantía de cartulina (reciclable) sostenida con un cordón elástico forrado con fibras naturales (biodegradable).

Todo el conjunto se aloja en una bolsita mayor de polipropileno cristal termosellado (reciclable), que tiene el múltiple propósito de garantizar la inviolabilidad del producto, proteger las etiquetas del desgaste por el roce recíproco durante el transporte, y aislar al producto del polvo ambiental durante su exhibición. Obviamente, esta bolsita contenedora puede ser removida fácilmente, si ése fuera el deseo del agente de ventas.

¿Qué limitaciones tienen los productos?

Aunque cada producto puede tener diferentes limitaciones según la sensibilidad específica y particular intolerancia reconocida a sus diferentes componentes, en líneas generales no existen limitaciones en su ingesta ni se registran casos de problemas de sobredosis.

Fecha de primera publicación: 27-09-2004

´